COMPAÑÍA ATOPÍA

SOMOS TEATRO

La Compañía de Teatro ATOPÍA tiene una trayectoria de casi cinco años (2017 a 2021). Actualmente la componen 22 personas: actrices, actores, técnicas, técnicos, etc., bajo la dirección de Juan Carlos Galiana Auchel.

El trabajo que mostramos en esta web no es solo de esta compañía, sino también de otra, ESCENOPAN, que durante cinco años (2011 a 2016), fue creada y dirigida también por el mismo director.

Nerón José Chamizo

Compañía Atopía

Los recuerdos se mezclan, en ocasiones, con las imágenes que adornamos el presente. Nerón, llegó a mi vida cuando aun era un niño. Quiero recordar que Quo Vadis es de 1951, y seguramente llegó a mi pueblo años más tarde al cine de verano. Alguna vez me asalta la duda de si esta película la vi por primera vez en el colegio Salesiano de Ronda. Para mí, Quo Vadis es Nerón y, como no, Peter Ustinov. Desde el primer momento, con tan escasa edad, el personaje me atrapó para siempre y he ido leyendo de manera fragmentaria una abundante bibliografía.

La obra que presentamos no tiene nada que ver con la imagen de Nerón que transmitió́ el famoso actor, aunque su “locura”, especialmente en los últimos años de reinado, fue un hecho patente y constatado. Nerón, Actor y Emperador, es a la vez victima y verdugo. Víctima de unas circunstancias en las que la figura de la madre, Agripina, tiene mucho peso. En este texto dramático ella es la protagonista en el primer acto, y Nerón su antagonista. Junto a la omnipresencia de Agripina está la personalidad desequilibrada del emperador, cruel a la par que inteligente, sin olvidar las influencias negativas de su entorno.

Nerón nace el 15 de diciembre del año 37 d.C., y se suicidó el 11 de junio de 68 d.C. Tenía 31 años. Sorprende que tan joven tuviera que hacer frente al gobierno de tan vasto Imperio. Dos meses antes de cumplir los 17 años, el 13 de octubre de 54 d.C., sucedió́ al emperador Claudio. Sus preceptores, Seneca y Burro, ciertamente contribuyeron al éxito inicial de lo que se ha dado en llamar quinquenio áureo: el joven emperador devolvió́ el poder al senado e inició reformas importantes tanto para el pueblo como para el ejercito. Es sumamente importante que insista en la juventud del emperador y en la del resto de los personajes históricos que le acompañan a lo largo de la obra: ninguno supera los 35 años, exceptuando a Séneca y a Epafrodito.

Los cambios en el carácter de Nerón se producen a raíz de los continuos enfrentamientos con Agripina, especialmente por el gobierno de Roma y los reproches que ésta le hizo por la relación amorosa que mantenía con la esclava-liberta Claudia Acté, que en esta pieza tiene gran relevancia.
Nerón ordena asesinar a su madre en el 59 d.C. Desde este momento se transforma en un ser voluble, paranoico, incontrolado, capaz de hacer cualquier cosa por mantener el poder: asesinato de su esposa Octavia; incendio de Roma, la historiografía reciente lo confirma; conjura de Pisón; muerte de Burro y Séneca; primera persecución de los cristianos, etc.

A veces me pregunto por qué este personaje me ha perseguido durante más 30 años hasta llegar a escribir una obra dramática con la que espero haberme liberado. La respuesta es que fue un hombre con una personalidad llenas de matices: amante del teatro, la poesía, el canto, la música, la arquitectura, los caballos, la cultura griega… Todo ello habla de su grandeza, sin obviar su crueldad y sus miserias. Un personaje así́ necesita ser teatralizado; la trascendencia de Nerón, queramos o no, llega hasta nuestros días. Vemos como algunos modos y maneras de hacer política repiten el esquema neroniano en dimensiones que también están llenas de crueldad, piensen ustedes en los campos de concentración nazis; en el trato que se les da a los refugiados que huyen de las guerras y a los inmigrantes que huyen del hambre…

Nerón, lamentablemente, sigue vigente en los ámbitos financieros donde no hay piedad para nadie, el único argumento válido es el beneficio por el beneficio, la corrupción por la corrupción. Poco importa la vida de muchos seres humanos, incluidos niños, que cada día encuentran más dificultades para sobrevivir. Las crueldades de nuestro tiempo superan a las de la época de la familia Julio Claudia.

La cordura de Juana José Chamizo / Juan Carlos Galiana

Compañía Atopía

¿Quién es cautivo/a de quién?

“La cautiva de Tordesillas, que empezó siendo Juana la desventurada, acabó como el pueblo la conocería: Juana la Loca” María Guerrero, el personaje principal sobre el que gira esta obra dramática, también cautiva, que no esclava, es una mujer que ha decidido esconder su derrota existencial en la interpretación continua de un personaje histórico: la Reina Juana de Castilla. Ese es su mundo, su manera de mirar y de ver cuánto sucede a su alrededor. Lo más fácil sería hacer una lectura psicoanalítica y ahí terminar, pero Juana o María exigen más, mucho más. ¿Habría que derrumbar el centenario torreón de Tordesillas o la casa en la que está prisionera “la Guerrero”?

Reconocemos que cuando comenzamos a escribir este texto dramático tuvimos nuestras dudas, pero pronto se disiparon. ¿Por qué? Por una única razón muy poderosa: “La Cordura de Juana” nos cautivó. Desde ese momento nos pensamos como meros prisioneros. Surgieron interrogantes que esperamos no obtengan respuestas, y si en algún momento aparecieran, desearíamos que estuvieran lo más alejadas posible de la realidad: ¿La fantasía -entendida en su sentido etimológico- es contraria a la verdad?; ¿la creatividad como “huida” del dolor se convierte tan solo en una excusa o va más allá?; las “cavernas” de la vida han dejado de ser sombras y se han convertido en la inexcusable realidad?

Afortunadamente no son fáciles de responder, pero, ustedes, espectadores, podrán ayudarnos, ¿no les parece?

 

REPARTO:

JUANA: PALOMA SALVATIERRA
ANA: LOLA LUQUE
DIEGO HURTADO: JOSÉ LUIS SANZ DE GALDEANO
PSIQUIATRA: DAVID DÍAZ
CARDENAL CISNEROS: JOSÉ LUÍS SAN DE GALDEANO
SÉQUITO: ELISA ROMERO Y SONIA ARAGÓN.

CREATIVOS Y TÉCNICOS:

AUTORES: JOSÉ CHAMIZO Y JUAN CARLOS GALIANA
ESCENOGRAFÍA: FERNANDO MARTÍNEZ DE SALAZAR
DISEÑO DE VESTUARIO: FERNANDO MARTÍNEZ DE SALAZAR
SONIDO: LOS CARLOS
DISEÑO ILUMINACIÓN: JCGA
LUMINOTECNIA: ANA PATRICIA ROMERO
IMAGEN Y FOTOGRAFÍA: ARTURO UMBRÍA
REALIZACIÓN VESTUARIO: INMACULADA GARCÍA SANTOS
REALIZACIÓN MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: CARMEN GALÁN Y EQUIPO
MODELO CARTEL: MACARENA MOLINA

 

Móviles José Chamizo y Juan Carlos Galiana

Compañía Atopía

La obra que van a ver es el fruto de una tarea muy laboriosa. Las mayores dificultades con las que nos hemos tropezado han estado vinculadas a una cuestión: ¿nos enredamos en explicaciones científicas para describir el nacimiento y evolución del teléfono móvil, o simplemente buscamos una forma teatral de exponerla? Decidimos iniciar la obra como un cuento, esto nos ha dado libertad para ir al centro de la cuestión que queremos plantear: “las relaciones entre los móviles y los seres humanos”. Nos interesa hablar de las repercusiones sociales y personales, que han tenido, tienen y tendrán estos aparatos observados, analizados, desde una perspectiva teatral. De paso, mencionamos, además, algunos “elementos” de eso que pomposamente se denominan nuevas tecnologías.

Los personajes centrales de esta tragicomedia, en ocasiones esperpéntica, son el Creador y los Asesores, quienes dan unidad a los diversos momentos y situaciones que van sucediendo en escena.

El Creador es una especie de dios, en minúsculas, que representa a los científicos, hombres y mujeres, cuyo pensamiento está más cerca de la filosofía humanista que del raciocinio duro y frío.

Deseamos haber conseguido de forma amena y divertida trasladaros nuestras preocupaciones ante un mundo que sin los debidos controles puede acabar con aspectos que afectan a nuestra “esencia” como personas.

 

 

REPARTO:

 

CREADOR: AGUSTÍN DEMARTÍN
ASESORA 1: CARLOTA MARÍN
ASESOR 2: CARLOS-ARIEL
ASESOR 3: CÉSAR GIRALDO
LESBIA: MARTA OCAÑA
CORTIJERO: ISIDORO LORENZO
VENDEDORA: ANASTASIA KONDRATIEVA
CONSUELO: OUMAIMA OUKILI
SEÑOR: DANIEL J. REDONDO
LUPE: MAR CAÑAS
NIEVES: LOLA MARTIN DE OLIVA ROMERO
LOLA: NIEVES RODRÍGUEZ GÓMEZ
CHICA: OUMAIMA OUKILI
TRABAJADOR: JUAN VILLA
JIMENA: LOLA MARTÍN DE OLIVA ROMERO
VOZ ROBÓTICA: MAR CAÑAS
CLIENTE: JUAN VILLA
ADORADOR: FABIO RAMÍREZ
ADORADORA: OUMAIMA OUKILI
PRUDENCIA: NIEVES RODRÍGUEZ GÓMEZ
MARIBELITA: ANASTASIA KONDRATIEVA
MILAGROS: MAR CAÑAS.
COMERCIAL TELEFÓNICA: MAR CAÑAS
MIGUEL: FABIO RAMÍREZ
JUAN: ISIDORO LORENZO
CONFERENCIANTES: ANASTASIA KONDRATIEVA – DANIEL J. REDONDO
PACO: ISIDORO LORENZO
CARMEN: LOLA MARTÍN DE OLIVA ROMERO
MUJER: MAR CAÑAS
HOMBRE TERCERA MANO: FABIO RAMÍREZ
CONCHA: NIEVES RODRÍGUEZ GÓMEZ
Mª LUZ: MAR CAÑAS.
VOZ ABUELO: MANUEL BUENO-DIAZ

CREATIVOS Y TÉCNICOS

AUTORES: JOSÉ CHAMIZO Y JUAN CARLOS GALIANA
DISEÑO ESCENOGRAFÍA: JUAN CARLOS GALIANA.
DISEÑO ILUMINACIÓN: REYES RASCO Y JCGA.
DISEÑO SONIDO: REYES RASCO.
DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: ARTURO UMBRÍA.
DISEÑO CARTEL Y PROGRAMA DE MANO: ARTURO UMBRÍA.
DISEÑO VESTUARIO: JCGA.
JEFA TÉCNICOS, ILUMINACIÓN Y SONIDO: REYES RASCO
ASESOR DE PRODUCCIÓN: DIEGO MARTÍNEZ CASTAÑEDA
REGIDOR: JOSE CARLOS GUTIÉRREZ
PRODUCCIÓN: IN-FORTE ATOPÍA
COLABORACIONES:
ILMO. AYUNTAMIENTO DE LOS PALACIOS- VILLAFRANCA.
DIPUTACIÓN DE SEVILLA.
ZAPATERÍAS: ANTONIO ORTIZ
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: JUAN CARLOS GALIANA AUCHEL

Radionovela José Chamizo

Compañía Escenopán

Esta obra que tenéis en vuestras manos “Radionovela, Amor de primavera – verano es un homenaje a ese mundo, pero ante todo es teatro. Pretende divertir, dando a la radionovela una dimensión actual más cómica, sin olvidar algunas tragedias subyacentes. No es por tanto una imitación de las clásicas; es una recreación, adaptación, o como queráis llamarlo. Sus protagonistas ya no son mujeres sometidas, más bien son seres libres que buscan el amor sin esclavitud, sin sometimiento. El marco en el que se desarrolla no puede ser otro que aquel en el que viven tantas personas: casas adosadas, acosadas y… un piso. Pero hay en esta publicación una adaptación realizada por Juan
Carlos Galiana que tiene como marco la antigua
Grecia.

Cinco mujeres Juan Carlos Galiana

Compañía Quintavium

En esta ocasión, Juan Carlos Galiana nos presenta un espacio dramático musical, como a él le gusta llamarlo, fruto de un estado de madurez existencial, o de una necesidad de compartir con los demás sus recuerdos vivenciales que, de una forma u otra, han conformado gran parte de su personalidad. Navegando entre las brumas del pasado de su memoria, en un ejercicio, en parte intimista, en parte reivindicativo, en parte nostálgico, a veces triste, y alegre ocasionalmente, va conformando el sentimiento de la labor creativa.

En Cinco Mujeres, Galiana intenta que ellas sean nuestras cinco mujeres, ya que nosotros… los espectadores, casi sin darnos cuenta, en algún momento, atisbaremos, algo más, que simples destellos de nuestras propias ensoñaciones, porque independientemente de que pueda interpretarse como un homenaje a esas cinco mujeres que tuvieron una especial relevancia en su vida personal, siguen influyendo en la realidad actual, no sólo en la de él, sino también en la nuestra. Sin lugar a dudas, tenemos que agradecer que su inspiración rescatase del pasado unos valores universales que forman parte de nuestra condición humana y nos los muestre como sólo él sabe hacerlo, recordándonos lo que somos, cómo dentro de la debilidad puede surgir la fortaleza, el espíritu de lucha, la abnegación; el crecerse ante la adversidad… cómo la generosidad puede vencer al egoísmo, cómo el bien común puede anteponerse al interés individual…

Todo ello nos lo presenta en un espectáculo elegante y conmovedor, lleno de sentimientos y emociones que seguramente inviten a la reflexión serena y agradable desde la oscuridad de nuestros asientos.

Juan Carlos, en Cinco Mujeres, se vale de su dilatada experiencia en las artes escénicas y de un excelente elenco de cantantes, actrices y músicos que permiten materializar su mundo etéreo de recuerdos y mostrarlos con su impronta personalísima y singular; transportándonos con la narrativa, la luz, la melodía y el vestuario exquisitamente construidos a un viaje introspectivo hacia nuestra propia humanidad.

En este caso nosotros, como espectadores, tenemos un cierto grado de responsabilidad ya que de una forma u otra no nos dejará impasibles y tendremos que ser capaces de profundizar en el mensaje que el autor de la obra nos quiere transmitir y actuar en consecuencia.

De todas formas, tenemos el privilegio de reservarnos la última palabra.

Mi más sincera admiración a tantas y tantas personas anónimas como ANA AUCHEL, MARÍA FERNÁNDEZ, PURA LEIVA, PACA GALLARDO Y CARMEN GIRALT que con su labor callada luchan para que este mundo sea un sitio mejor donde todos podamos vivir.

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Sonia Quiñones

Pilar Gil

Elena García

Romina Rodríguez

Lola Luque

Cibeles Fernández

Cover: Cristina Rojas

PIANISTA: Rafael Ávarez

VOZ EN OF: Jesus Cisneros

CREATIVOS.

Diseño de  espacio escénico, iluminación y vestuario: Juan Carlos Galiana

Diseño de sonido: Carlos Croveto

Maquillaje: Esther Gavira y Rocío Suárez

Peluquería: Carmen Galán y equipo

Asesor musical de percusión: Damián Gálvez

Dirección de fotografía e imagen: Arturo Umbría

Dirección musical: Rafael Álvarez

Productor ejecutivo: José Luís Lara

TÉCNICOS:

Ingeniero de sonido: Carlos Croveto

Iluminación: María Luz Sánchez Notario

Regidor: Salvador Gutiérrez

Realización de vestuario:  Juana Pérez Rodríguez y Ana María Moya Camacho

Infraestructura de sonido e iluminación: Marchena Sonido S.L.U

Producción: Emell -Eventos Artísitcos

Guión, dramaturgia y dirección: Juan Carlos Galiana Auchel

Sé infiel y no mires con quién John Chapman & Ray Cooney

Compañía Escenopán

Sé infiel y no mires con quién es una comedia de enredos, ligera y desenfadada, que da lugar a equívocos y situaciones cómicas destinadas a provocar la hilaridad del espectador. La obra está concebida como un vodevil en el que interactúan nueve personajes de forma frenética, en un juego de puertas que se abren y cierran sin parar, como si se tratara de un perfecto engranaje mecánico.
La historia no es desconocida para el gran público, ya que fue llevada al cine por Fernando Trueba en el año 1985 con gran éxito.

Félix (hombre simple y trabajador) y Carlos (caradura y vividor) son socios en una editorial y amigos de toda la vida. Félix está enamorado de su encantadora mujer, diana, que es la mejor amiga de lidia, la resignada esposa de Carlos. Diana y Félix tienen previsto asistir a una cena muy importante de negocios. Aprovechando este compromiso, óscar (decorador de diana) piensa pasar una velada de pasión con Annia (la asistenta alemana); lidia espera tener un encuentro con Jorge (su joven amante), y Carlos con Lorena (una, en principio, teleoperadora). Resultado: una noche de enredos, equívocos y malentendidos, vividos a ritmo desenfrenado.

Y en los labios la miel de la locura José Chamizo

Compañía Atopía

La obra que presentamos tiene varios niveles de lectura y de interpretación: La locura en sus diferentes dimensiones, el poder frente al pueblo, el amor como causa principal de los arrebatos del cuerpo…, y, además: La irrupción del poder en nuestras vidas se hace bajo amenazas: padres, educadores. La respuesta a las amenazas es la rebeldía. El poder vence. El poder cambia aparentemente en presencia de intelectuales. El pueblo le quita la máscara.

La sabiduría de la vida es el mejor antídoto frente al poder. Pueblo y poder no llevan la misma dirección. Se enfrentan y la imaginación vence, en apariencias, a la ley. El pueblo disfruta su victoria momentánea, juega al poder con el poder. Pero comprueba que hay pocas esperanzas. El poder cuando se siente amenazado utiliza sus tácticas: guerras, diplomacia, violencia. El pueblo al verse impotente sólo encuentra una salida: insultar y eliminar los poderes cercanos. El pueblo, con cinismo, comprueba que mucha gente tiene necesidad de orden y autoridad para vivir. Entonces decide ser el poder, pero enloquecido y cachondo. No obstante comprueba que es otro intento inútil.

Fuego, humo y azufre José Chamizo

Compañía Atopía

La obra: Fuego, Humo y Azufre, de José Chamizo, hace referencia a una situación insólita y esperpéntica (ciudad destruida tras una guerra, tras un ataque aéreo, en el que solo se salva un grupo de 7 personas), como la que vivimos actualmente con la crisis sanitaria del coronavirus, en la que la muerte se lleva una gran cantidad de vidas, situación que el autor narra desde un punto de vista racista: se infunde miedo a aquellos que desean tener una vida digna en el país que sea.

Se realizan promesas de un mundo mejor (madre-patria, Guerriland) por quien representa la autoridad, lo que supone un peligro de los vencedores de una guerrea, en el sentido de instaurar una Democracia excesivamente “controlada” o insuficientemente “incontrolada”, que llevan a vulnerar los más elementales derechos de todo ciudadano, como el derecho o el estatuto del refugiado en casos como los ocurridos en Siria recientemente.

En este sentido, los personajes de la obra aunque no pierden la esperanza por encontrar un mundo mejor, una nueva vida llena de paz, conforme va transcurriendo la obra, se observan las primeras incredulidades, hasta que por fin descubren quien es el verdadero representante del poder: un embustero, tema de mucha actualidad dadas las críticas efectuadas a la prácticamente totalidad de la clase política, que viene siendo caracterizada por la corrupción, la única defensa de sus intereses, el desprecio a los demás y la nefasta gestión; los ciudadanos, al igual que los personajes de la obra, saben que no se pueden fiar de la palabrearía barata de una determinada persona, llámese político hoy en día,  así como de sus seguidores o vecinos; lo mismo ocurre hoy en día con el coronavirus: no podemos acercarnos demasiado al prójimo por temor al contacto; se sigue manteniendo aquella frase que dijo HOBBES en su día: “El hombre es un lobo para el hombre”

Farsas contemporáneas Antonio Martínez Ballesteros

Compañía Escenopán

Antonio Martínez Ballesteros, escribió “Farsas contemporáneas” en 1970. Son cuatro piezas: La opinión, Los opositores, Los esclavos y El hombre vegetal (1970).

Son breves piezas dramáticas contra el inconformismo, recreadas en ambientes alegóricos que presentan una forma de expresión original e innovadora, sencilla y directa, capaz de impactar y sorprender al público más indiferente.

Con la Compañía de Teatro ESCENOPÁN, Juan Carlos Galiana, montó y dirigió en 2015, tres de estas cuatro Farsas: El hombre vegetal, La opinión y Los esclavos

Diluvium Garinei y Giovannini. Versión y adaptación: Juan Carlos Galiana

Compañía Escenopán

DILUVIUM es una libre adaptación de la Comedia Musical italiana: “Aggiungi un Posto a Tavola”, de Garinei y Giovannini , escrita entre 1973 y 1974 con Iaia Fiastri, inspirada libremente en la novela After me the Deluge de David Forrest, con música es de Armando Trovajoli, estrenada el Teatro “Il Sistina” de Roma en 1974. En 1977, se estrena la versión española con el nombre: “El Diluvio que Viene”, en el Teatro Monumental de Madrid.

Con la Compañía de Teatro ESCENOPÁN, Juan Carlos Galiana, versiona, adapta y dirige esta Comedia Musical a la que registra con el nombre de DILUVIUM, estrenada en el Teatro Florida de Algeciras el 31 de enero de 2014.

En DILUVIUM participaron más de 40 actores, actrices y cantantes, además de un equipo técnico que superaba la veintena de personas. Por primera vez en España, se hizo con música y voces en directo. Debido a su gran complejidad, la producción estuvo realizándose durante más de un año y medio.